Free bird

Microrrelatos (Primer plato)
Cuando trabajaba en la fábrica de bizcochos, Juan Cafeína tenía dos problemas: La Dominatrix y la Santa. Ésos eran los nombres en clave con los que Claudio y él habían apodado a aquellas dos compañeras de trabajo. Lo hicieron así para que nadie supiera de quiénes estaban hablando. Aunque era una fábrica pequeña y no resultaba difícil de imaginar. De camino al trabajo, en ese trance de quince minutos en coche, mientras aquellos dos se arrancaban las legañas aún cuando el sol permanecía agazapado tras el horizonte, solían nombrarlas al punto de que debía escocerles el oído: -¿Con qué humor se habrá levantado hoy Dominatrix? -No lo sé. Espero que mejor que ayer. o -La Santa ayer me dijo que me sentaba bien el delantal. Que ella es ver a…
Leer más

Black card

Microrrelatos (Primer plato)
Lunes por la mañana. Salgo a comprar pan para el desayuno y cruzo las callejuelas del barrio de clase obrera al que me he mudado. Aquí el aire huele a sudor avinagrado, a tabaco rancio y a especias morunas. Las fachadas piden a gritos una catarata de pintura. El cemento se alterna con el ladrillo visto. Las persianas lucen una sonrisa descolgada. Por lo demás, es un barrio "vivo". Siempre hay gente en la calle y hablan en alto y en varias lenguas. El barrio te habla, si pones las orejas y escuchas. A unos metros de la puerta de la panadería, encuentro una cartera abandonada, abierta en una "V" invertida, sobre un portal. Mi reacción es la de un súperhéroe. Me agacho y me la guardo en el bolsillo,…
Leer más

Apartamento

Diálogos (Aperitivos)
Estoy buscando apartamento. Llamo a todas esas voces anónimas con nombres de nueve cifras (693458927, 983852175...). Las voces responden lejanas, inquietas, como si te acercaras por la espalda y los pillaras in fraganti mientras preparan una carbonara, esperan en la cola del paro o pasean al perro. -He visto su anuncio. Estoy buscando piso. Algo pequeño. Es para mí. -Éste tiene tres dormitorios, cocina con barra americana y plaza de garaje. -No tengo coche. Ni siquiera tengo el permiso renovado. Y me sobra con un dormitorio. -Puedes buscar a alguien más y compartir... -No me interesa compartir piso. Voy a escribir una novela. Necesito silencio. -¿Escribir? Oye, ¿tú a qué te dedicas? (Subtexto: Oye, ¿tú tienes dinero?) -Trabajo en PalaMala S.A. -Hum, esa es una gran empresa (Subtexto: O sea,…
Leer más