Patagonia

Microrrelatos (Primer plato)
De crío, imaginaba la Patagonia como un lugar utópico, casi inexistente, un lugar legendario situado geográficamente en los confines del mundo, allá donde habitaban bestias marinas increíbles y donde se acababa el mar y uno caía al vacío en caso de no virar la ruta. La verdad es que, una vez allí, uno comprueba que no hay nada sacado de una novela de fantasía. Si acaso, los paisajes. Para llegar a la población más cercana de la Patagonia argentina hay que pasar antes por la burocracia de la aduana chilena (intensiva, intransigente y lenta), para terminar arribando a un pueblecito de casas de planta baja, fachadas de madera y techos a dos aguas, que circunda el lateral derecho del lago Lácar, y que recibe el nombre de San Martín de…
Leer más

Días de pisco y rosas II

Relatos (Plato fuerte)
[Este relato pertenece a la crónica inacabada de mis experiencias en Chile, titulada “Resaca de pisco”] -Imagina que el paquete de cigarrillos light es el partido de derechas e imagina que el paquete de cigarrillos corrientes es el de izquierdas. ¿Ves? Por fuera, tienen colores distintos. Pero, en el fondo, los dos son tabaco. Los dos te acaban matando. Lo he vuelto a hacer. Estoy chispado o andando encima de la pelota, como dicen en Chile, y como no sé a quien culpar de la insatisfacción propia de nuestra generación, he terminado cargando contra la clase política. Ignoro por qué siempre sucede esto. Me observo, tratando de comparar dos paquetes de tabaco con el bipartidismo para que Hilda, una amiga de la hermana mayor de Marla, entienda mis quejas sobre…
Leer más

Días de pisco y rosas

Relatos (Plato fuerte)
[Este relato pertenece a la crónica inacabada de mis experiencias en Chile, titulada “Resaca de pisco”] Es una tarde tibia y estamos los cuatro sentados en la terraza de ese fast-food mejicano que hace esquina en la plaza Perú. Con los cuatro me refiero a Lucía, Marla yo y ese crío de veinte años que dice llamarse Felipe. Felipe es nombre de pijo. Felipe me recuerda a sonrisa de flashes, a palabras vacías, a feudalismo, a Philip Morris, a flipe. Como digo, estamos los cuatro. Cuando se abrió la puerta del apartamento, apareció aquella muchacha, descalza, envuelta en una toalla, con el cabello hecho una bayeta. Todo un catálogo de piel tostada. Luego, desapareció por la puerta de su cuarto, ofreciéndonos una vista completa de su espalda mojada, y me…
Leer más

Temblores

Relatos (Plato fuerte)
[Este relato pertenece a la crónica inacabada de mis experiencias en Chile, titulada "Resaca de pisco"] Está bailando una lámpara. En Chile siempre está bailando una lámpara. Yo me marco este claqué sobre el teclado, desde las faldas de un sofá de piel sintética de color lechoso, en el noveno piso de un lujoso edificio de la calle Freire. No se trata de nuestro apartamento. Nuestro presupuesto no daría ni para la propina del portero. Porque, así es, este edificio tiene un portero trajeado que te trata de señor al pasar, una sauna, un jacuzzi, una sala de fiestas y hasta una piscina a la intemperie en el ático. No estoy acostumbrado a ver bailar a las lámparas, ni a escuchar a los vasos hablar entre sí en código morse,…
Leer más